fbpx

¿Cómo mantenerse motivado para entrenar de forma constante?

Mantener una motivación antes y durante de entrenar es una de las tareas, para algunas personas, más difíciles de conseguir. En ocasiones, la falta de ganas es el primer obstáculo que deben vencer quienes pretender comenzar a entrenar, luego, una vez ya en el gym, deben superar otro:  mantenerse motivados.

Recordemos que el sedentarismo puede causar estragos en nuestro cuerpo y salud, por eso es necesario tener presente a cada momento cuál es nuestra meta con el entrenamiento, hacia donde queremos ir, qué queremos lograr y cómo lo vamos a lograr.

La motivación para entrenar puede lograrse con consejos que te daremos y que te recomendamos que pongas en práctica para no abandonar el gym y, por el contrario, seguir entrenando cada día mejor hasta lograr los objetivos que te has trazado.

Paso 1: Realizar un diagnostico de ti mismo:

Debemos realizar un auto-análisis para que “pongamos sobre la mesa” nuestros hábitos, rutinas, fortalezas y debilidades. Qué queremos lograr con el entrenamiento, cómo te ves ahora que entrenas y cómo te veías antes de entrenar. Dicen que una imagen vale más que mil palabras y hacer un seguimiento de tu progreso en el gym mediante fotografías te dará mucha motivación a continuar.

Paso 2: Establece objetivos REALES:

No pretendas que con solo una semana en el gym lograrás levantar 100 kilos en pecho, mantener un ‘cardio’ constante de más de 25 minutos o perder 5 kilos, recuerda que no hay que forzar a nuestro cuerpo. Plantearnos este tipo de metas “irreales” hacen que nos desmotivemos y queramos abandonar.

La idea es que planifiques tu semana, cómo vas a entrenar para levantar ‘X’ cantidad de peso o perder ‘X’ porcentaje de grasa corporal y a partir de allí trazarnos metas REALES. Si llegas a lograrlas, o por lo menos acercarte, es una motivación para entrenar muy grande.

Paso 3: Conocimiento:

Saber lo que se hace cada ejercicio y que beneficios trae para tu cuerpo te ayudará a planificarte aún mejor y así saber aprovechar las ventajas de los mismos.

Paso 4: NO te sobreentrenes:

Hacer largas jornadas de ejercicios no harán que pierdas más peso, todo lo contrario, crearás fatiga muscular lo que a su vez se traduce en rechazo inmediato por parte de nuestro cerebro al entrenamiento. Cumple con las rutinas ofrecidas por el entrenador personal o las que tú mismo has hecho para ti. El cuerpo se resiste a todo aquello que cree que es malo y a nadie le gusta sentirse fatigado.

Paso 5: Registros:

Como ya lo dijimos en el primer paso, llevar un control de tu progreso es esencial para lograr una buena motivación para entrenar. No solo con imágenes, también puedes colocarlo en papel. Muchos llevan un control del peso perdido.

Paso 6: Diversión durante el entrenamiento:

Que el entrenamiento no sea sinónimo de pesadez y aburrimiento, trata de combinar actividades o cosas que te levanten el ánimo con los ejercicios. ¿Te gusta la música? Llévate unos cascos y reprodúcela mientras entrenas ¿te gusta bailar? Las bailoterapias son un muy buen ejercicio. La idea es conseguir ese punto entre la diversión y el entrenamiento.

Paso 7: Variedad:

Las rutinas, tanto de ejercicios e incluso la personal, llega a cansar en algún punto, es por eso que te recomendamos modificarla cada cierto tiempo para no caer en la monotonía. En Fitness House tenemos una variedad de actividades físicas que te recomendamos para agregarle algo diferente a tu entrenamiento.

Paso 8: Hacer amistades:

No es lo mismo entrenar solo que acompañado. El entrenamiento en solitario a veces puede ser aburrido y más “pesado” que si lo haces con un compañero del gym. Incluso si te falta motivación para entrenar, puedes conseguirla en tu compañero.

Siempre recuerda que la motivación para entrenar y lograr todos los objetivos de nuestra vida, viene de nosotros mismos, solo visualiza tu objetivo, enfócate en alcanzarlo y no decaigas en el camino.

 

Posts Relacionados